Servicios addl

 electro pulido

El electro pulido es un tratamiento superficial mediante el cual el metal a ser pulido actúa como ánodo en una celda electrolítica disolviéndose. Con la aplicación de corriente, se forma un película polarizada en la superficie metálica, permitiendo a los iones metálicos difundirse a través de dicha película. Las micro y macro proyecciones, o puntos altos de la superficie rugosa, lo mismo que zonas con rebabas, son áreas de mayor densidad de corriente que el resto de la superficie, y se disuelven a mayor velocidad, dando lugar a una superficie más lisa, nivelada y/o desbarbada. Simultáneamente y bajo condiciones controladas de intensidad de corriente y temperatura, tiene lugar un abrillantamiento de la superficie. 

En aleaciones, como el acero inoxidable, se tiene además la ventaja adicional que, al ser el hierro un metal que se disuelve fácilmente, se incrementa el contenido de cromo y níquel en la superficie, aumentando así la resistencia a la corrosión.

Beneficios:

La suavidad de la superficie metálica es uno de los efectos primarios y más ventajosos del electro pulido.

Durante el proceso, una película de espesor variable cubre las superficies del metal.

Esta película es más gruesa sobre micro-depresiones y más delgada sobre micro-proyecciones. La resistencia eléctrica es mínima cuando la película es más delgada, dando como resultado la mayor proporción de disolución metalica. 

Estándares:

  • ASTM B 912

    Métodos:

    • Rack 

    * Nuestros procesos de Electro pulido
    son compatibles con RoHS.